Abonense la Newsletter

...Tambien Argentina / Chile

Borispatagonia
Informaciones générales :
Actividades
Regiones de Peru
Regiones de Bolivia

excursion excursion excursion

Litio: el oro gris de Bolivia

Hace algunos años, geólogos han descubierto importantes reservas de litio en Bolivia sobre el desierto de sal de Uyuni.
Reservas que, según se estima, representarían la mitad del total mundial, serían 5,4 millones de toneladas. Con el interés creciente por las energías alternativas al petróleo, Bolivia es, desde este descubrimiento, centro de numerosas codicias.
El gobierno boliviano, por lo tanto, a decidido contemporizar ante el provecho de los grupos internacionales.

Desde 2008, fecha en la cual fue revelada la presencia del litio en gran cantidad sobre el salar de Uyuni, las ofertas de las industrias y las visitas oficiales han sido multiplicadas. Estas industrias están en la mira de la explotación de litio para transformarlo en carbonato de litio, elemento esencial para la producción de baterías más resistentes que permiten, entre otras cosas, el desarrollo de automóviles eléctricos.
Las apuestas son enormes dentro de un contexto de toma de conciencia ambiental y del enrarecimiento del petróleo.
Antiguamente, ciertos expertos acordaron decir que América del Sur y particularmente Bolivia, podría volverse el nuevo Medio Oriente del litio. Otros expertos han moderado su entusiasmo general afirmando que las reservas de litio no podrían cubrir la demanda mundial. No existe más que el mercado existente.

Desde el 2008, estudia con atención las diferentes ofertas pero Evo Morales, siempre privilegió la solución de una explotación nacional. Las dudas están en la capacidad del país el más pobre de América del Sur a organizar la explotación y la transformación del precioso metal. Es por esto que la Comibol (Cooperativa Minera de Bolivia) ha invertido en el 2008 más de 4 millones de Euros en una usina piloto en el borde del salar de Uyuni. La primera muestra de carbonato de litio fue producida en noviembre del 2009.

La pregunta es hoy en día, saber si Bolivia tiene los medios para lanzarse a una producción industrial rentable. Evo Morales se preservaría en la voz nacional. El estado boliviano tendría previsto una inversión de 237 millones de euros para la construcción de la primera usina a grande escala. Está ya anunciado que la producción industrial del “oro gris” espera su crecimiento para el año 2013.
La resistencia de Evo Morales frente a las industrias extranjeras se explica por una voluntad de control de recursos naturales del país; esto con el fin de establecer una mejor repartición de ganancias a favor de la población indígena.

La cuestión ambiental es totalmente legal, ya que el salar de Uyuni constituye una maravilla de la naturaleza que algunas veces podemos ver desaparecer o degradar por la explotación del litio.
Sobre este tema, también, La Paz busca soluciones, las menos devastadoras para lo que queda de uno de los puntos turísticos mas atractivos del país.
Si Bolivia gana su apuesta a la industrialización del litio y logra llegar a la demanda actual y al ascenso del precio del litio, podemos esperar que esto favorezca la decaída económica del país, ¡pero el camino será largo!