Abonense la Newsletter

...Tambien Argentina / Chile

Borispatagonia
Informaciones générales :
Actividades
Regiones de Peru
Regiones de Bolivia

excursion excursion excursion

Tiahuanaco, ¿La ciudad más antigua del mundo? (Bolivia)

Tiahuanaco se sitúa cerca de la ribera meridional del Lago Titicaca, en Bolivia.
Fue la capital de la civilización del mismo nombre, que es, lo sabemos desde ahora, una de las más antiguas de nuestro planeta. Pero esta ciudad encierra números misterios. Les propongo un viaje a esos tiempos milenarios…:

En este lugar es donde el turista se impresiona, los bloques de piedra pesan 65 toneladas. Estas no tienen ninguna marca, ni surcos de cincel, por lo que los medios utilizados para darle la forma sigue siendo un misterio. Un examen profundizando en las estructuras, reveló la utilización de una técnica de construcción no habitual. Las muescas se realizaron en los bloques de piedra que fueron engarzados unos con otros, lo que dio una fuerte resistencia a los terremotos.
Sus estructuras principales comprenden una enorme pirámide de tierra escalonada (la pirámide Akapana) y una muralla rectangular llamada Kalasasaya, formada alternando columnas de piedras y blocks rectangulares.

La ciudad ha sido construida como un puerto. Tiene, en efecto dársenas y muelles. Pero Tiahuanaco está situada a 3900 metros sobre el nivel del mar y a kilómetros de la extensión más cercana de agua. Enfrentados a tal misterio, los historiadores resolvieron en decir que Tiahuanaco nunca estuvo habitada. Se trata, según ellos, de un monumento elevado a antiguos dioses, construido como un puerto con el fin de que las almas puedan seguir la ruta al paraíso. ¿Por qué los habitantes de Tiahuanaco construyeron un puerto a 3900 metros sobre el nivel del mar?
Pero en 1995, nuevos descubrimientos arqueológicos han claramente demostrado que Tiahuanaco fue una gran metrópolis, así como la capital de un imperio que se extendía desde el sudeste de Bolivia, noroeste de Argentina, norte de Chile y sur de Perú.
Se notará que 172 cabezas antropomorfas están alineadas a lo largo de los muros. Encontramos casi las mismas en otra civilización ubicada EN Chavin de Huantar, que se encuentra a más de 1200 km a vuelo de pájaro.

La edad de Tiahuanaco es muy controvertida. Ciertos científicos dicen que su construcción comenzó alrededor del año 150 a.C. y que la ciudad continuó a extenderse hasta el fin del primer milenio de nuestra era.
Otros afirman que la ciudad es más antigua aún y que existe desde el segundo milenio antes de Cristo.
Para otros, la muralla de Kalasasaya servía de observatorio atronómico, y ciertos descubrimientos demuestran que la construcción se remonta a la asombrosa fecha de 15.000 años a.C. Los descubrimientos astronómicos igualmente indican 9.300 años a.C.
Estas dos fechas sobrepasan por muy lejos las que los arqueólogos oficiales están preparados a aceptar, estas permitirían ciertamente comprender por qué Tiahuanaco fue construida como un puerto.
Está claro que el altiplano donde está construida la ciudad, no estuvo sobre el nivel del mar, sino hasta el fin del período glaciar, es decir alrededor del año 8.000 a. C.
Si Tiahuanaco ya existía antes de esa fecha, que es lo más probable, jugaría seguramente el rol de puerto.

En este sitio, uno de los grandes misterios es la famosa puerta del sol
¿Para qué servía esta?
Esta puerta o esta abertura tenía como función un paso a través del tiempo, presente y futuro, como una forma de holograma, y que podía servir al gran sacerdote para predecir ciertos eventos importantes. Algunas personas no dudan en hacer paralelismos con otras corrientes o civilizaciones alejadas:
Por ejemplo, los grandes sacerdotes de la Atlántida, grandes astrólogos y visionarios de la época, temían al declive de su pueblo. Luego de un consejo de los sabios que dura algunas semanas (que corresponden al calendario Maya) toman la decisión de abandonar la Atlántida para retornar a la otra punta de la galaxia.
En la Atlántida, que se hundió en sí misma, es muy probable que esta puerta del tiempo fuera voluntariamente desplazada antes del diluvio. Y llevada a las alturas de Tiahuanaco.
Así, tal vez fue posible la rápida evacuación de una gran parte de la población, algunos por esta puerta, algunos por otros medios…

Las puertas del sol del Lago Titicaca y de Tiahuanaco (distantes cientos de kilómetros unas de otras), presentan la particularidad de haber sido talladas en un sólo y único bloque de roca, mientras que las otras puertas del sol que podemos encontrar por toda la región, están constituidas por dos cantidades separadas y un dintel… Al día de hoy, estas son las dos únicas puertas podrían estar todavía “activas”. Las otras puertas erigidas por los pueblos que siguieron a los de Tiahuanaco y los del lago Titicaca no son más que intentos de reproducir un saber que fue perdido luego de la partida de los constructores.
Vale aclarar que la tradición andina asocia siempre las puertas del sol con las otras puertas conocidas con el nombre de “puertas de la luna”. Si la puerta de Tiahuanaco existe hoy en día (menos conocida que la otra), la del lago Titicaca parece estar ausente (pero tal vez, ella esté en el fondo del lago…).